Ser Salesiana

Esta travesía es para ti

¡Rema mar adentro!

// ITINERARIO DE MADURACIÓN VOCACIONAL

DESCUBRIMIENTO

¿Quién soy yo?
¿Para qué existo?
Este camino lo inician las jóvenes que han decidido “emprender la travesía” porque se han sentido inquietas por la vida salesiana y sienten muy dentro que hay un “Alguien” que las está moviendo a cuestionarse su vida, a tomarse en serio su proyecto de felicidad, a buscarle un sentido a su existencia.

BÚSQUEDA

¿Qué quiere
Dios de mi?
La joven es invitada a “dejar la orilla”, a pensar en el norte que quiere para su vida, a conocer y comprender su propia historia. Así, después de una sincera búsqueda, la joven “arriba a buen puerto”, y descubre que su vida es un don que ha recibido gratuitamente por parte de Dios y que está llamada a agradecerlo, compartiéndolo con los demás.

DISCERNIMIENTO

¿Dónde Dios
me quiere feliz?
Aquí, la joven se pone en actitud de escucha para definir su norte, por eso, en el discernimiento, la “navegación” exige preparar el corazón para la opción que pronto deberá hacer en confrontación con la Palabra de Dios, la identificación con “el Capitán” (Jesús) y la vida de nuestros santos fundadores San Juan Bosco y Santa María Mazzarello. 

Una vez la joven decide iniciar su proceso de formación en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora (salesianas), pasará por las siguientes etapas:

VOLUNTARIADO VOCACIONAL
ASPIRANTADO
POSTULANTADO
NOVICIADO
JUNIORADO
SALESIANA PARA SIEMPRE

Slide REPRODUCIR 3 1 2

¡Chatea con nosotros!